Este Día de las Madres va a ser más especial que nunca. Porque vamos a pasarlo en casa, y juntos. Hemos preparado una selección de planes, ideas y regalos especialmente pensados para hacer que mamá se sienta mejor que nunca. ¡Porque se lo merece más que nadie!

Llévale el desayuno a la cama

Si los niños son lo bastante mayores, pueden hacerle el desayuno a mamá. O pueden hacerlo en equipo. Picar y cortar ingredientes saludables como frutas frescas, frutas del bosque y frutos secos hará que incluso un sencillo desayuno con yogurt y granola sea algo especial.

En lugar de servirlo todo en un bol, prueba a llenar un recipiente para que sea como abrir un pequeño regalo. Añade primero el yogurt. Después, añade la granola y aderezos adicionales. Un poco de miel hará que quede precioso y mantendrá los aderezos crujientes.

Diviértete preparando los platos sin complicaciones: colócalo todo en una mesa bandeja que se pueda llevar directamente de la cocina a la cama. Añade unos detalles alegres y unas cuantas flores o tallos de plantas para sacarle una sonrisa.
 

Un regalo hecho a mano con mucho amor

A veces, el regalo más sencillo es el que más ilusión le hace. Para este solo necesitas una maceta lisa y algo de pintura o un marcador. Escríbele un mensaje bonito en la maceta, algo como “Para la mejor mamá del mundo”. La combinación de una bonita planta y una maceta personalizada le va a encantar. Y si crees que no tiene muy buena mano con las plantas, en IKEA encontrarás plantas artificiales que se mantendrán preciosas para siempre.

 

Una sesión de cuidados muy especial y relajante

Hay quien piensa que los mejores regalos son los más caros... Nosotros no compartimos esa filosofía. Creemos en las cosas hechas con cariño, desde el corazón. Por eso, y porqué mamá siempre está en todo, te sugerimos que crees un rincón tan especial como este. Con sencillos detalles que sorprendan a mamá: un centro de flores frescas o un ramo de rosas, un pequeño regalo, su bebida favorita preparada para tomar... Piensa en pequeñas cosas que le hagan feliz, ¡y mamá a relajarse!

  • Velas: nos ayudan a crear un ambiente mucho más acogedor y romántico. Puedes colocarlas alrededor de la bañera o sobre la zona del lavamanos, pero siempre con cuidado a la hora de mantenerlas alejadas de los textiles. Si quieres un toque “extra” apuesta por velas aromáticas.

  • Un baño de cítricos: más allá del típico baño de espuma podemos encontrar otros con aceites o con algo todavía más sencillo como son los cítricos. Corta unas cuantas rodajas de naranja, limón, lima o pomelo y ¡échalas al agua! Queda espectacular y huele que alimenta.

  • Música: dale al “play” y pon una música relajante o su grupo favorito... algo que la haga sentir bien y disfrutar de este día.

 

Un picnic al aire libre

Prepara algo de comer, su bebida favorita y escápate de la rutina. En la playa, en la montaña o en el jardín, regálale a mamá un día diferente y divertido al aire libre. En IKEA encontrarás todo lo que necesitas para preparar un picnic como ella se merece, envases que conservan los alimentos frescos, bolsas para transportarlos y, por supuesto mantas, toallas, velas y todos los accesorios para disfrutar de un día perfecto.
 

Regalos muy IKEA para el Día de la Madre

Para las amantes de la decoración

Si a tu madre le gusta la decoración y está al tanto de las últimas tendencias, seguro que en IKEA encontrarás un regalo para ella. Cualquiera de nuestros artículos de decoración le gustará.

Para las amantes de la cocina

Si a tu madre le encanta la cocina y cada semana os sorprende con platos diferentes y deliciosos, regálale cualquier accesorio de menaje para que sus platos sean aún mejores. También puedes ser su pinche de cocina. ¡Disfrutaréis el doble!

Para las amantes de la naturaleza

Si tu madre está deseando que llegue la primavera para disfrutar del aire libre, o si le encantan las plantas y sueña con tener su propio invernadero en casa, seguro que en IKEA encontrarás el regalo perfecto para ella.





Cargando ...